viernes, 12 de marzo de 2010

Festivales de unión



"La totalidad a la que el individuo debe permanecer leal y obediente ya no se introduce en la vida individual en forma de sacrificio obligatorio (como el del servicio militar universal...)sino de auténticos festivales de la unión y la pertenencia comunes, sumamente entretenidos e invariablemente placenteros, como los que se celebran con motivo de la Copa del Mundo de Fútbol o de un encuentro de cricket. Rendirse ante la totalidad ha dejado de ser un deber aceptado a regañadientes, incómodo, engorroso y, con frecuencia, oneroso, para convertirse en una forma ávidamente buscada y eminentemente amena de entretenimiento".

Zygmunt Bauman, "Mundo consumo". Barcelona, Paidós, 2010.

(En la ilustración, el estadio olímpico de Berlín en 1936, paradigma de un "festival de unión y pertenencia"):

5 comentarios:

Uno dijo...

Esos "festivales" son peor que la mili. De la mili te defiendes, estás alerta.
Yo me he visto gritando ¡Fermín, Fermín! a coro con la masa, en la final de los Juegos Olímpicos de Barcelona, cuando hacía 5 minutos que me acababa de enterar quien era Fermín Cacho. Y lloré y me abracé a todo el mundo cuando ganó.
Mucho peligro.

HLO dijo...

Uauh!Será que me falta ese tipo de experiencias, esa abdicación tan completa de la individualidad que exige el espectáculo de masas...
Me alegro de que volvieras en ti, Uno, y te recuperases para ti mismo.

Dragon de Azucar dijo...

En otras palabras, cuando festejamos un gol de messi estamos apoyando al facismo? Buena teoría, interesante.

Saludos

Dragon de Azucar dijo...

Aclaro, es un chiste, o una ironía y no otra cosa.

Saludos (no publiques éste mensaje por favor)

Manuel Márquez dijo...

Qué curioso, en este mundo mediático, de omnipresencia deportiva (con enfoque positivo), un blog dedicado a cañear impíamente "eso". Soy muy aficionado al deporte, como espectador-consumidor (no tanto como practicante, aunque se hace lo que se puede...), y también me interesa mucho toda la parafernalia intelectual que entre partidarios y detractores del mismo se suele generar. Tan tertuliano ello, por cierto...

En fin, que andaré atento a lo que vayas publicando, y, si a bien lo tienes, comentando en alguna ocasión. Eso sí, como declaración de intenciones, ya te anticipo que a mí todos los empachos (salvo que sean de cine...) me parecen malos: tanto da que sean de teatro existencialista como de "ronaldadas" y "nadaladas" varias.

Saludos cordiales y hasta pronto.